"Un cocinero se convierte en artista cuando tiene cosas que decir a través de sus platos, como un pintor en un cuadro” Joan Miró



miércoles, 29 de septiembre de 2010

LA RANITA QUE NO SABÍA QUE ESTABA COCINANDOSE

Esta vez no voy a poner una receta... Fundamentalmente, porque la protagonista de la historia es una RANA y yo no sabría que hacer con una rana entre mis manos... uggggg!!!! Soy tan boba, que lo único que se me ocurriría es darle un beso a ver si se convierte en un príncipe azul... jajaja. (La culpa fue de Walt Disney ... ☺)
Prometo que si en algún momento me atrevo con unas "Ancas de Ranas" edito el post y las incluyo.
Me ha parecido un relato interesante y como indirectamente está relacionado con la cocina, Me apetece compartirla contigo. A mi me ha hecho pensar... ☺ Seguramente a tí también.
MORALEJA: Si no estás como la ranita... ya medio cocinad@, da un saludable golpe con tus patas antes que sea demasiado tarde!Bueno... despues de leer esta fábula, seguramente has pensado en una situación concreta de tu vida, o de la de la sociedad en general, o de la política, o de un amigo...
…Imagínate una cacerola llena de agua fría en la cual nada tranquilamente una pequeña ranita.
De repente el fuego se enciende bajo la cacerola, y el agua se calienta lentamente. El agua despacio se va poniendo tibia,y la ranita continúa nadando porque lo encuentra incluso agradable.La temperatura del agua sigue subiendo...ahora el agua está caliente, más de lo que la ranita pueda gozar, se siente un poco cansada pero no obstante eso no le asusta.Ahora el agua está verdaderamente caliente y la ranita comienza a encontrarlo desagradable, pero esta muy debilitada, entonces soporta y no hace nada. La temperatura continúa subiendo, hasta cuando la ranita termina simplemente...cocinándose y muriendo.Si la misma ranita hubiera estado metida directamenteen el agua a 50 grados, con un golpe de sus patas inmediatamente habría saltado fuera de la cacerola. Esto demuestra que, cuando un cambio viene de un modo suficientemente lento escapa a la conciencia, y no provoca en la mayor parte de los casos ninguna reacción, ninguna oposición, ninguna revuelta…


¡Hasta la próxima Receta... ☺!
Mer

1 comentarios:

A SABOR DE HOGAR 7 de octubre de 2010, 2:48  

Que fábula tan interesante, me ha gustado, es verdad que eso nos hace pensar en situaciones que nos han ocurrido, estas fábulas, siempre nos enseñas a reaccionar (claro si nos acordamos de ellas) y tomar decisiones ante situaciones particulares.
Gracias por esta entrada, tan original, te mando un besote

  ©Template by Dicas Blogger.